Salir a comer vegano: A mano Gin & Burgers

¡Por primera vez esta sección se va a Viña del Mar!
Cada vez que voy a Viña por trabajo o de paseo trato de ver si alcanzo a pasar, porque amo sus hamburguesas, sus maravillosas papas y poder disfrutar todo con una cerveza Coda que me encanta, parezco infomercial, pero es verdad, la combinación de sabores que tiene este lugar es muy agradable, no creo que sea la primera en notarlo, este local partió como un emprendimiento enanísimo con unas pocas mesas, el que luego no dio abasto y pasó a ser un local más grande, que nuevamente necesitó expandirse a su fabuloso nuevo y tercer local, aún más grande. Desde que llevé a mi hermana el verano pasado que me pregunta cuándo voy a Viña de nuevo para ver si ‘pasamos al local de las hamburguesas y las cervezas ricas’.
Gracias Franco por enseñarme este buenísimo local hace años.

Dirección 7 Norte 427, Viña del Mar
Horario Lunes a jueves 12.30 – 1.30 am y viernes a domingo 13.00 – 2.00
Precio 7.000 a 15.000 por persona dependiendo si comen menú a la hora de almuerzo o una hamburguesa con papas bravas y cerveza en la tarde

Hablemos de la comida.

Lo primero que hay que saber es que hay 3 hamburguesas veganas, de porotos negros, lentejas y garbanzos (5.900 cualquiera). El pan es vegano, es hecho según una receta propia a pedido en una panadería, así que me da total confianza. Cualquier hamburguesa de la carta se puede pedir con la versión vegana de porotos lentejas o garbanzos, pero nunca lo he hecho, porque me casé con la de porotos negros que viene un mucho guacamole y la amo.

 

 

 

Las papas bravas se pueden pedir veganas cambiando el alioli por salsa romesco (que es maravillosa), el picante es cosas seria, si no son buenos para el picante, o no saben, lo pueden pedir a un lado u omitirlo (2.500 las bravitas, 3.200 las bravas).
También hay pebre o guacamole con papas chips (3.500).
Parrilla de verduras con romesco (4.900), que nunca he pedido pero suena muy rica.
Y finalmente las poco glamorosas Legumbres con verduras (3.900), nunca me había atrevido a pedir este plato, pero estuve varios días en Viña por una conferencia y estaba un poco aburrida de la comida de restaurant y quería algo casero, sin pan, y simple. De simple no tiene nada, porque son muchos tipos de legumbres, todas cocinadas en su punto, luego mezcladas con verduras y hierbas y de verdad que la combinación es maravillosamente reconfortante y deliciosa, me encantó y todas mis colegas probaron y aprobaron mi opción tan poco convencional para una cena de trabajo.

 

Me gusta que en A Mano tienen una estrecha relación con sus proveedores por lo que también cuentan con productos de estación que no aparecen en la carta, como las arvejitas fritas, que son arvejas jóvenes, fritas en su vaina, que se aliñan con sal, escamas de ají y para comerlas se toman de la colita, se meten en la boca, y luego tiran la vaina hacia afuera arrastrando las arvejitas y el aliño hacia la boca, realmente ricas y adictivas. Pregunten por las opciones de temporada, siempre hay algo que sorprende.

Tienen muchas cervezas locales en shop, pregunten por las opciones y cervezas invitadas. Mi favorita es la Harmony APA de Coda, de Limache, que cuesta encontrar en Santiago, así que siempre la pido. Todas las cervezas Coda son veganas con la excepción de ediciones especiales como la de leche.
Y para mis amigos hípsters, tienen una amplia carta de Gin, de la que no comentaré porque no soy una entendida en el tema 😊

 

Ahora también sacaron la versión menú de las hamburguesas, son sliders, o hamburguesas más pequeñas, pero igual de altas y vienen con papas, salsa y jugo, todo por 5.900. Prefiero mil veces esta versión porque la hamburguesa regular es muy grande para mí y nunca me la puedo terminar y elegir entre tomar más cerveza o comer papas es más sufrimiento del que merezco.
Honestamente lo que más me gusta de este local, es que sin ser un local vegano todas las personas que me han atendido desde que comencé a ir hace años, entienden muy bien lo que es la comida vegana, son atentos y buena onda, y finalmente es eso lo que hace que uno vuelva a un local, no solo la comida, sino que también el servicio.

Lo bueno

• Hay wifi
• Aceptan red compra
• Hay más opciones que solo sándwiches
• La carta varía por temporada y todas las verduras son frescas y locales
• Abierto de lunes a domingo hasta pasada la medianoche
• Venden cervezas
• Muy buen local para llevar a grupos grandes y celebrar cumpleaños

Lo Malo

• No aceptan Junaeb
• No hay postres veganos que no sean fruta
• Las papas bravas son realmente bravas, no las pidan con el picante si no son buenos para el picante

¡Espero les haya gustado esta nota y puedan visitar este local!

Escribe un comentario