Quínoa con leche

Este postre es como el arroz con leche, pero como lo indica su nombre con quínoa, para poder hacer un postre con un mayor aporte de proteína y nutrientes. Usé quínoa chilena de Cahuil que, por eso es más oscurita, pero increíblemente más nutritiva que la quínoa altiplánica, así que se las recomiendo, hasta venía lavada. La compré en Allyu Quinoa que vende a precio justo para los agricultores y hace entregas a convenir en Santiago.
Usé leche de coco de la marca Nature’s Heart, pero pueden usar leche de soya o almendras. No les recomiendo usar leche de avena casera porque se sube mucho.
Pueden usar arroz también para hacer el clásico arroz con leche, pero usen arroz blanco o glutinoso, no integral, ya que este último requiere más cocción.
Y por último, lo pueden hacer sin azúcar usando el endulzante que más prefieran.

Ingredientes

100 g de quínoa ya lavada
1 l de leche vegetal
4 cucharadas de azúcar
1 palito de canela

 

 

 

 

Paso 01

Ponemos la quínoa ya lavada en una olla junto con la leche y azúcar, revolvemos hasta disolver todo el azúcar. Agregamos la canela.

 

 

 

 

 

Paso 02

Ponemos a cocinar a fuego mínimo tapada por 45 minutos revolviendo constantemente.

 

 

 

 

 

 

Paso 03

Se demora un poco en hervir, pero cuando hierve puede subirse, así que no lo descuiden, a mi se me subió (porque estaba más pendiente del compu que de la olla), pero no se preocupen, mientras no se les vaya toda la leche les va a resultar igual.

 

 

 

 

 

Paso 04

Apagamos pasados los 45 minutos o cuando la mezcla esté cremosa.

 

 

 

 

 

 

Paso 05

Servimos con fruta a gusto o como más nos guste. Usé frambuesas congeladas, menta y lavanda del jardín.

Escribe un comentario