Desayuno de invierno

Este es mi desayuno favorito para el invierno. No tiene tanta avena porque mi nivel de actividad es bajo, pero si tienen un nivel de actividad alto, pueden duplicar la avena, agua y mantequilla de maní. La avena y fruta aportan carbohidratos de buena calidad y la mantequilla de maní aporta proteínas para quedar satisfechos por más horas.
No lleva azúcar porque para mi gusto con la fruta basta, pero si lo quiere más dulce pueden endulzarlo con agave, mermelada, azúcar o estevia.
Es sabor chocolate y mantequilla de maní, pero con maqui en polvo queda muy rico y honestamente todo queda rico con esta base, canela, jengibre fresco, frutos secos, pasas, etc. Y está demás decir que pueden ponerse creativos con la fruta, todo depende de cuánto tiempo tengan para desayunar.
Por lo general lo dejo reposar mientras preparo mi té y colación para el trabajo, pero si no tienen tanto tiempo en las mañanas pueden dejar la base hecha la noche anterior, y calentarlo en el microondas en la mañana y agregar la fruta.

Ingredientes por persona

¼ t de avena *
1 cucharada de mantequilla de maní
100 ml de agua hirviendo
1 cucharada de linaza
1 cucharadita de cacao
1 cucharadita de maca
Fruta fresca o congelada a gusto

*Sin gluten para los celíacos

 

Paso 01

Ponemos la avena y mantequilla de maní en un bowl.

 

 

 

 

 

 

Paso 02

Agregamos el agua recién hervida.

 

 

 

 

 

 

Paso 03

Revolvemos hasta disolver la mantequilla de maní y dejamos reposar unos 5 a 10 minutos, se va a ver bien aguado en este punto, pero la avena comienza a hincharse y se va a poner mucho más cremoso en unos minutos.

 

 

 

 

Paso 04

Agregamos la linaza, cacao, maca y revolvemos.

 

 

 

 

 

 

Paso 05

Ponemos la fruta encima y comemos tibio.

Escribe un comentario