Cuadritos chocolatosos

Este es un snack fácil de hacer, con pocos ingredientes y puras cosas buenas, aporta energía, grasas de alimentos enteros, fibra y antioxidantes. Naturalmente sin azúcar, solo con 5 ingredientes ¡y uno de ellos es opcional!

Ingredientes

300 g de maní tostado
150 g de dátiles
150 ml de agua
50 g de cacao
30 g de avena, opcional

 

 

 

Paso 01

Ponemos el maní en un procesador de alimentos de alta capacidad. Si tenemos uno con un buen motor, podemos procesarlo todo de una vez, pero si tenemos un procesador más económico debemos hacerlo en etapas.

 

 

 

 

 

Paso 02

Procesamos el maní por 1 minuto, dejamos enfriar el motor por al menos 10 minutos.

 

 

 

 

 

 

Paso 03

Repetimos esto hasta que se arme una pasta de maní

 

 

 

 

 

 

Paso 04

Agregamos el cacao

 

 

 

 

 

 

Paso 05

Procesamos hasta que la pasta tenga un color parejo.

 

 

 

 

 

 

Paso 06

Mientras ponemos los dátiles junto con el agua en una ollita y dejamos hervir tapado a fuego mínimo por 10 minutos.

 

 

 

 

 

 

Paso 07

Si se secan podemos agregar un poco más de agua para que no se quemen. Dejamos enfriar unos minutos.

 

 

 

 

 

 

Paso 08

Agregamos los dátiles con lo que quede de agua al procesador de alimentos. Procesamos hasta que se haga una masa uniforme. Para unas barritas más energéticas, podemos agregar la avena en este paso, para unos dulces tipo bombones, es mejor agregar menos u omitirla del todo.

 

 

 

 

 

Paso 09

Sacamos la masa y la ponemos en una superficie limpia.

 

 

 

 

 

 

Paso 10

Compactamos con la mano y dividimos en 4.

 

 

 

 

 

 

Paso 11

Luego con un cuchillo grande o una paleta formamos ladrillos, cortamos en barritas o cubos de 2 cm por lado.
Dejamos secar en un lugar fresco por 30 minutos.

 

 

 

 

 

Paso 12

Refrigeramos por hasta 4 días o congelamos para tener para más tiempo.

 

 

 

 

 

 

Paso 13

¡Que las disfruten!

 

Comentarios

Hola, se ve muy ricoo! Se podrá reemplazar los dátiles por pasas?

Responder

Las Cocineras Metaleras

¡Hola Estefanía! Claro que se puede, en la misma proporción y con el mismo tratamiento 🙂 Un saludo!

Escribe un comentario